De Los 2 a 4 Meses: La Época Mágica Para Tu Cachorro

Estás en este punto donde viene un nuevo cachorro a casa, luego haber analizado cuidadosamente sí estás listo para ello, y todo es belleza… hasta que empiezan los desastres.

Es que es un pequeño terremoto… me gustaría educarlo”. Me han dicho cientos de veces. Lo triste es que muchos no pasan del “me gustaría” y cuando vienen a nosotros, ya su cachorro no es un cachorro sino un perro grande con problemas mucho más serios que pudieron haberse evitado… si tan solo no hubieran dejado pasar esa época mágica de los 2 a los 4 meses.

¿Qué hay de mágico entre los 2 y 4 meses en la vida de un perro?

A grandes rasgos, los primeros 3 a 4 meses en la vida de tu perro son sumamente importantes pues es donde el aprendizaje y estímulos que reciba lo marcaran el resto de su vida.

Recuerda que los 2 primeros meses el cachorro debe estar con su madre, aquí te contamos por qué, por lo que luego de eso aún el cachorro está en un período sensible que podemos aprovechar para moldear su carácter.

Todos los animales tenemos una etapa sensible… ¿conoces a alguien que tenga miedo a las arañas? Tal vez lo desarrolló de niño y ya de adulto le costó superar el temor, o no se le pudo quitar. Con los perros pasa lo mismo.

¡No dejes pasar esa oportunidad!

Debes recordar que tu cachorro es un animal que va a vivir muchos años contigo, por tanto, aprovechar esta etapa es una urgencia que no debes dejar pasar para entrenar y educar a tu perro. Hacerlo, aprovechando ese período de socialización, va a marcar la diferencia entre un perro modelo o uno que te dará muchos dolores de cabeza.

Por supuesto, debes ser guiado por un profesional para evitar obtener un efecto contrario a lo que deseas si lo haces incorrectamente. Enseñarle algo incorrectamente durante esos meses, también puede ser un error difícil de corregir.

¿Qué hago si mi perro ya no es un cachorro?

Si por alguna razón no pudiste educar a tu cachorro durante este periodo, ya está más crecido y tiene problemas de comportamiento, pues nada pasa, en el sentido de que un perro puede educarse durante toda su vida, sin embargo, es posible que los resultados ya no sean tan mágicos como hubieran podido ser.

Por ejemplo, supongamos que en esta etapa tan importante tu cachorro nunca recibió un paseo, entonces será altamente probable que, al exponerlo a entornos diferentes en el futuro, muestre temor, nerviosismo y mal comportamiento, dificultando pasear tranquilamente, además de su convivencia con el exterior y con los seres que se encuentre fuera.

Con mucha paciencia y amor, se le puede enseñar a pasear bien e ir a nuevos entornos, por supuesto, pero posiblemente seguirá siendo un perro que no disfrute de experiencias nuevas.

Ahora, que, si hubieras aprovechado esos primeros meses para pasear y dejarlo que conociera a muchas personas y animales diferentes, posiblemente hubiera sido un perro que amaría ir a entornos nuevos, explorar con seguridad.

Eso y mucho más, todo sin problemas, sin temor, e invirtiendo menos tiempo y esfuerzo que en el caso anterior.

En Conclusión

¡Toma acción! La etapa de los 2 a 4 meses es vital para criar a un cachorro seguro, obediente, feliz y sin problemas de comportamiento, ¡No lo desaproveches! Créeme, si estás dudoso en si deberías o no educarlo, no dudes, porque igual deberás invertir tiempo y dinero a futuro para educarlo, pero ya no un cachorro fácil de moldear, sino en un perro formado con problemas de comportamiento, que requiere más esfuerzo de tu parte.

Si ya tienes un perro crecido que tiene problemas de comportamiento, tampoco esperes más, cada día que pasa su comportamiento será más complejo de corregir. El momento correcto es, y siempre será, ahora mismo.

Por último, asegúrate de contar con un profesional capacitado en educar a tu cachorro, de lo contrario, puede que estés desperdiciando dinero, además de tu tiempo y el de tu mascota.

Por eso, no olvides que cuentas con LineUp Dog. Si nos necesitamos, solo da click aquí y contáctanos. También descarga aquí nuestra guía gratuita que sé te será de gran utilidad.

Educador Canino Titulado
Tratamiento de problemas de conducta canina.
“Me encanta ayudar a las personas a trasmitir a nuestros perros lo que queremos de forma sencilla, dinámica y divertida como nunca imaginaron.”