Ariel

“Gracias al entrenamiento que llevó Akira me fue posible mejorar mi convivencia con ella y a su vez, ella mejoró la relación que tiene con su entorno. Akira es una mascota alegre, sin estrés, sociable y educada. Como dueños responsables debemos pensar en la importancia de que nuestras mascotas puedan convivir con nosotros y con lo que los rodea, de una manera adecuada.”