Carmen

Video Testimonio – 

Una experiencia nueva, fascinante y todo un reto porque es educarse, porque cuando uno tiene un perro por primera vez realmente no sabe lo que está haciendo. Muy profesionales, cuando uno está en la casa y no sabe lo que está haciendo ellos están pendientes de uno. Ha sido algo muy bueno, ¡no me arrepiento ni por un minuto de haber traído a Lya!, a compartir, aprender a socializar y hacer cosas nuevas en beneficio mío y de mi familia, para que todos podamos disfrutar y brindarle a Lya calidad de vida.”