Priscilla

“Los entrenadores son muy amables y tienen mucha paciencia. El curso nos ha enseñado a tener una mejor relación con nuestra mascota, y a tener la confianza de que, con práctica, paciencia y amor, podemos formar el perro ideal.

Olivia ha progresado muchísimo y cada clase la disfruta al máximo.

Super recomendados