Priscilla

Ver a mi perrito feliz y educado, esa era mi consigna cuando contacté a LineUp Dog,  ¡y sí que supieron como ayudarnos!

Kai es un Labrador, y la energía de ellos es inagotable. A los 2 meses no sabia como poder ayudar a Kai con su energía.

El primer mes fue algo terrible, destruía, no se dejaba abrazar, y mordía todo. A los 2 meses empezamos con el entrenamiento y el comportamiento de Kai fue mejorando.

Ver a Kai autocontrolado, cumpliendo comandos y obedeciendo a las llamadas  fue todo un logro. Por otra parte, el área social de Kai con las clases hizo que Kai se desarrollara de forma espectacular.

Kai es un perrito que no tiene miedos y es sumamente sociable; el puede jugar con perros pequeños, hasta como con perros de razas grandes, y hasta con niños y/o adultos.

Esta buena educación que Kai llevó, ha  facilitado el que Kai crezca educado y ha hecho que Kai sea un perrito feliz y lleno de amor. ¡Gracias LineUp Dog!