Ruthy

“De verdad que… Casi lloro… nunca había logrado tenerla sentadita conmigo tranquila, o que estuviera al lado de la otra perra sin que invadiera su espacio…. Muchas gracias por sus consejos y paciencia. De verdad que ahora tengo una mejor relación con ella