Josué Monge

Educador Canino Titulado & Fotógrafo profesional con énfasis en animales

Amplia experiencia en manejo de mascotas para fotografía utilizando técnicas modernas de comportamiento animal y adiestramiento canino.

 

Descubriendo mis pasiones

Como muchos de los que trabajamos con animales, es un amor y una pasión que nace cuando se es niño… Aunque mi primera experiencia con un perro propio no resultó del todo bien cuando yo era pequeño. Esto fue con mi primer perro, Rocky, un pastor alemán cruzado con collie, que accidentalmente atacó a un niño y mi familia tomó la decisión de regalarlo, causando que los perros quedaran totalmente prohibidos en mi hogar por mucho tiempo.

 

Al pasar los años, también descubrí el amor por las cámaras y la fotografía. Esta nueva pasión me llevaría a estudiar profesionalmente fotografía y producción de TV, pero no era lo que esperaba y no llegué a disfrutar mi trabajo en la fotografía tanto como yo esperaba, hasta que redirigí mi profesión a lo que desde niño había sido mi gran amor: los animales.

 

Realmente encontré mi pasión por la fotografía cuando me dediqué a los animales

 

Especializarme en perros

Empecé a especializarme y dedicarme exclusivamente a realizar trabajos de fotografía para animales, principalmente perros, algo que de verdad me encantaba, y encanta, hacer. Así, entre más trabajaba con ellos, empezó a creer mi interés por el método de aprendizaje canino y su comportamiento, no sólo para mi trabajo en fotografía sino en general, especialmente haciendo que me preguntará por qué mi perro había mordido aquella vez a ese niño.

 

Fue así como comencé a estudiar formalmente, y aprender, de grandes conocedores del ámbito local sobre comportamiento canino, y de ese mismo aprendizaje crecieron mis ganas de ir más allá, llevándome a viajar para conocer cómo se manejaba el tema de la educación canina en el continente, no solo en el ámbito nacional. Esto me hizo viajar a México y Panamá con la idea de aumentar mi conocimiento y experiencia sobre la educación canina.

 

Pasiones unidas

Ahora mis dos pasiones se juntaron y se volvieron mis profesiones, y más allá de esto, gracias a mi trabajo tengo la oportunidad de que las personas no tengan que abandonar a su perro por situaciones como las que viví, sino que puedo enseñar que siempre hay campo para la educación canina, poder responder lo que cuando yo era niño me hubiera gustado conocer: ¿por qué Rocky mordió a ese niño?, e ir más allá de esa pregunta para prevenir la situación, para encontrar la solución, para mejorar la relación de los perros con las personas, con sus familias… para darles una segunda oportunidad.

 

Nunca deberíamos perder la oportunidad de guardar un hermoso recuerdo de nuestras mascotas, nuestros mejores amigos, por medio de la fotografía, como el que no pude guardar de Rocky, pero ahora lo hago con quien es hoy mi modelo favorita: Auri, una Beagle de 2 años, que me acompaña en este aprendizaje que nunca se acaba.

 

Ella es Auri, mi modelo No.1